Blog Details

Claves para elegir una buena silla para estudiar o trabajar en casa

Durante los meses de estricto confinamiento, no hemos tenido más remedio que convertir nuestro hogar en un espacio de estudio o de trabajo. Y si para algo han servido las clases virtuales y el teletrabajo, entre otras cosas, es para darnos cuenta de lo importante que es contar con un buen mobiliario para realizar estas tareas.

Si bien es cierto que muchos hogares han renovado sus mesas y sillas de escritorio ante la prolongación de esta situación, otros aún lo están valorando. Pensando en esas personas, hemos escrito este post en el que compartimos unas pautas básicas para elegir con acierto sillas de estudio y sillas de oficina en Barcelona.

Crea un espacio agradable para estudiar o trabajar en casa

Si eres de esas personas que ha ido retrasando la compra de una buena silla para estudiar o trabajar en casa, ¡no debes posponerlo más!

Cada día que pasas estudiando o trabajando en una silla que no está diseñada específicamente para pasar muchas horas realizando estas tareas, tu salud en general y tu espalda en particular se resentirán.

Como expertos en interiorismo de oficinas y bibliotecas, desde Daser queremos ayudarte a elegir una silla adecuada para convertir tu hogar en un lugar cómodo, seguro y agradable para estudiar o trabajar.

1.- Ergonómica

Es el primer mandamiento que debes tener en cuenta a la hora de comprar una silla para estudiar o trabajar en casa. Pero ¿qué significa exactamente?

Una silla ergonómica está diseñada teniendo en cuenta las formas anatómicas del cuerpo humano de tal forma que permite mantener la posición natural de toda la columna vertebral. Por eso, una silla ergonómica, y según la normativa actual vigente, cuenta siempre con apoyo lumbar, base giratoria y regulación de la altura y del respaldo.

2.- Materiales

Los materiales utilizados en su fabricación repercuten notablemente en la durabilidad, comodidad y calidad de una silla.

3.- Regulable

Parece una obviedad pero es clave que te decantes por una silla que puedas regular para que se adapte a tu altura, a tu tamaño y a la mesa en la que vayas a estudiar o trabajar. Lo ideal es que se pueda regular tanto su altura como la posición del respaldo y la de los reposabrazos.

4.- Respaldo

Una de las partes de la silla que más influencia tiene sobre la salud de tu espalda es el respaldo. Puedes elegir entre respaldos almohadillados tapizados o respaldos con una malla ergonómica que se adapta a tu espalda. En cualquier caso, elige una silla que tenga un respaldo firme, cuente con soporte lumbar y pueda reclinarse, tal y como marca la normativa ergonómica actual.

5.- Reposabrazos

Los reposabrazos son mucho más necesarios de lo que puedes pensar, especialmente si tus jornadas de estudio o trabajo son muy prolongadas. Poder apoyar los codos pero fuera de la mesa resulta muy cómodo, sobre todo si desde esta postura puedes acceder igualmente al teclado.

Los reposabrazos de una buena silla para estudiar o trabajar deben ser, al menos, ajustables en altura. Ahora bien, si además puede ajustarse su ancho, profundidad y ángulo sería perfecto para evitar dolor de hombros y cuello.

6.- Ruedas

Aunque no te desplaces mucho y tu espacio de estudio/trabajo no sea muy amplio, siempre es mejor comprar una silla con base giratoria de cinco radios con ruedas.

 

¿Necesitas comprar mesas y sillas de oficina en Barcelona? En Daser somos expertos en diseño, interiorismo y equipación integral de oficinas y espacios de trabajo. Ven a vernos si necesitas comprar mobiliario para estos lugares.