Blog Details

Las sillas confidentes, fundamentales en la imagen de tu negocio.

El mobiliario de tu oficina es esa otra tarjeta de presentación que tanto contribuye a la imagen final que se llevan los clientes que visitan tus instalaciones. Cada elemento elegido cuenta, por eso no debe descuidarse ningún aspecto, como es el caso de las sillas confidentes de las que hoy queremos hablarte en este post. Como expertos en la venta de sillas de oficina en Barcelona, sabemos que en muchos casos son las grandes olvidadas, elegidas sin prestar la atención que se merecen, algo que no debería ocurrir ya que son un complemento con mucho más peso del que se les otorga.

¿Qué son las sillas confidentes?

Las sillas confidentes podrían ser consideradas sillas de oficina, sin embargo, existe una diferencia entre ambas que viene marcada por el contexto en el que se utilizan.

Las sillas confidentes se utilizan para recibir visitas ya sea en una sala de oficina, en una sala de juntas o en una sala de espera. Precisamente por eso, su ergonomía es inferior a la de una silla de oficina en la que se trabaja durante largas jornadas y que por ello deben cumplir una serie de requisitos como los que ya te contamos en este post.

Una silla confidente es, por lo tanto, un tipo de silla de oficina pero con una estructura más liviana al estar concebidas para que se sienten las visitas temporales y no como sillas de trabajo diario. Por eso, no suelen tener ruedas ni apoyabrazos ni grandes superficies de respaldo.

No por ello son menos importantes

Pero este uso más circunstancial no debería ser un motivo para ser elegidas sin prestar la atención que merecen:

– En primer lugar, porque contribuyen y mucho a la imagen general que una persona que visita tu oficina se llevará de la misma.

No debes olvidar que además de ser un espacio en el que se sentarán tus visitas, son un importante complemento decorativo que ayudará a transmitir la imagen de tu negocio que deseas.

Por este motivo, deben estar alineadas con la línea decorativa general de tu lugar de trabajo, en estilo y tonalidad, siendo un complemento que combine a la perfección y contribuya a hacer de ese espacio un lugar más bonito y agradable.

– En segundo lugar, no podemos olvidar su verdadera función. En ste sentido, y aunque su uso sea secundario, debes procurar que las personas que visitan tu oficina puedan sentarse en un asiento cómodo. En nuestra tienda de sillas de oficina en Barcelona encontrarás una gran variedad de modelos para elegir para conseguir esa perfecta combinación entre estética y comodidad que deben reunir este tipo de sillas.

 

Date una vuelta por Daser y elige entre modelos de silla confidente de lo más variados: tapizadas, de patin, con reposabrazos metálicos, más informales para espacios de espera… Nuestro equipo te ayudará a elegir la opción que mejor se adapte a las necesidades de tu espacio.