Blog Details

Diseño moderno: tipos de separadores de oficina

El coronavirus ha traído de vuelta la necesidad de rincones individuales y separados en los centros de trabajo para cada empleado. Estos son los separadores de oficina más habituales.

La llegada del coronavirus y la generalización del teletrabajo en muchas empresas ha echado el freno al auge de algunas tendencias de decoración. Entre ellas, la apuesta por las oficinas diáfanas, sin divisiones y con espacios amplios favorecedores de la creatividad y el trabajo en equipo, era la que se estaba llevando la mayor parte del protagonismo en la reforma o nueva instalación de centros de trabajo. Pero la actual era poscovid ha obligado a las empresas a adaptar los espacios para ofrecer a sus trabajadores un entorno seguro y libre de contagios. ¿Cómo? Con la vuelta a los separadores de oficina y a la creación de rincones independientes para cada uno de los empleados.

Además de implantar elementos de protección básicos, como las pantallas de metacrilato para mesas y mostradores de atención al público o los puntos de dispensación de gel hidroalcohólico, estos sistemas de separación también contribuyen con las medidas anticoronavirus. Pero no todos son iguales ni cumplen las mismas funciones. En Daser, como especialistas en mobiliario para centros de trabajo, te explicamos los tipos de separadores de oficina disponibles en el mercado y cómo puedes utilizarlos en tu empresa. ¡Toma nota!

Tipos y usos de separadores de oficina: cómo elegir y acertar

La “nueva normalidad” impuesta en este 2020, está introduciendo muchos cambios tanto en el día a día personal como en el profesional. Aun así, la mayor parte de los centros de trabajo han decidido mantener su diseño, su organización y su distribución al tiempo que implementan medidas de prevención como el teletrabajo, los turnos rotativos para liberar espacio, etc. Sea como sea, desde hace algunos años, los edificios de oficinas han dejado de lado las salas y puestos individuales y han dado lugar a espacios abiertos y comunitarios con los que se intenta mejorar la productividad de la empresa.

Aun así, para respetar el “espacio vital” de cada uno de los trabajadores, asegurar cierta intimidad para sus tareas diarias y garantizar su independencia dentro del grupo, también son muchos los centros laborales que apuestan por los separadores. En Daser, distinguimos dos tipos:

  • Las mamparas. Este tipo de separadores de oficina permite derribar paredes y sustituirlas por elementos más inspiradores. Ya sean de cristal o combinen otros tipos de materiales, son la solución ideal cuando se quiere conseguir un espacio de trabajo abierto, pero con lugares reservados para ocasiones especiales (reuniones, llamadas importantes, presentaciones, etc.).
  • Los biombos. En este grupo vamos a incluir también los paneles divisorios. En la práctica, son estructuras que permiten mantener la amplitud y la apertura de la oficina y, al mismo tiempo, aportan algo de intimidad a cada uno de los trabajadores. Estos separadores de oficina son muy útiles cuando se necesita instalar muchos puestos de trabajo en un espacio limitado (por ejemplo, call centers) y tienen la ventaja de que se pueden mover con facilidad.

¿Necesitas limitar mejor los espacios en tu oficina? Ponte en contacto con los profesionales de Daser y encontrarás los mejores separadores para tu centro de trabajo.